ATLETISMO: Caterine Ibargüen segunda en Londres y destaca las fortalezas de su rival

Caterine Ibargüen, que no pudo conseguir su tercer título mundial consecutivo en triple salto este lunes en Londres, recibió con deportividad la victoria de la joven venezolana Yulimar Rojas.

«Yulimar está superjoven, puede llevar la batuta y llegar muy lejos. Puede seguir reinando por muchos años», afirmó Ibargüen, de 33 años, respecto a su rival de 21, que se llevó el oro, mientras que la colombiana fue plata.

«Es chévere que el nivel sudamericano sea tan alto en esta prueba. Si seguimos trabajando seguirán llegando grandes resultados», añadió la colombiana.

Rojas, que había sido plata en los Juegos de Rio-2016, detrás de Ibargüen, ganó con un salto de 14,91 metros, dos centímetros más que su rival.

Ibargüen admitió que cuando saltó 14,89 y se colocó provisionalmente líder de la prueba pensó que tenía la medalla de oro en la mano.

«Yo también lo pensé, que era para oro. Pero hay días que se gana y días que no se gana. Esto es lo que me tocaba hoy», señaló.

«Estoy supercontenta, lo único que faltó es que fuera oro. Pero muy motivada, muy contenta, ahora queda seguir trabajando. Lo mejor es que salí en salud, sin lesión, con lo cual puedo seguir peleando», añadió.

Ibargüen recordó que en el estadio Olímpico de Londres se quedó también con la plata hace cinco años, en los Juegos de 2012.

«Londres no gusta mucho de mí», bromeó, subrayando que una derrota no le quita su sonrisa.

«Gane o pierda, siempre me veréis con mi sonrisa. Siempre mostrando los dientes», afirmó.

La colombiana aseguró que pese a venir de encadenar los oros en los Mundiales de Moscú-2013 y Pekín-2015 con el olímpico de Rio-2016 seguía motivada e ilusionado como el primer día.