Ciclismo Amstel Gold Race.

Van der Poel da el golpe en la ruta que ya había ganado su padre.

El holandés Mathieu Van der Poel (Corendon Circus) dio el gran golpe de teatro imponiéndose en la 54ª Amstel Gold Race en la que todo parecía visto para sentencia a falta de un kilómetro en favor del francés Julian Alaphilippe (Deceuninck Quick Step) y el danés Jakob Fuglsang (Astana), pero su exceso de confianza lo pagaron a precio de oro.

Van der Poel, el hijo de Adrie, ganador en 1990 en esta misma prueba y nieto de Raymond Poulidor, se confirmó como la gran revelación de las clásicas en las que ha contado por victorias sus participaciones este año y únicamente se ha quedado fuera del podio en Gante-Wevelgen y Tour de Flandes, donde fue cuarto en ambas.

 

Deja un comentario