Júnior empató ante Envigado y escolta al Cúcuta

Hubo más transpiración que inspiración, más frustración que satisfacción. Matías Fernández no deleitó. No brilló Teófilo Gutiérrez. Fabián Sambueza no se lució. Luis Díaz no se llevó los plausos.

Ricardo García Becerra, el árbitro central, a los 5 minutos de juego dejó a los rojiblancos con diez jugadores tras expulsar a Enrique Serje por razones desconocidas.

Los Tiburones, no aprovecharon un penalti que pudo abrir el marcador (Martínez se lo atajó a Narváez) y resignaron dos puntos en casa en la séptima fecha de la Liga.

La figura de los primeros 45 minutos fue García Becerra. A los 5 minutos, el réferi santandereano le restó posibilidades de espectáculo al juego al dejar con diez hombres a los Tiburones con una expulsión extraña, en la que no se notó claramente qué fue lo que hizo merecedor a Serje de la tarjeta roja. Inicialmente, el árbitro sacó un cartón amarillo por una falta contra George Sanders, pero a los pocos segundos, antes de reanudarse el encuentro, García Becerra llamó al mediocampista atlanticense y le dejó ver la roja directa.

A Junior le costó crear opciones de gol y sus hombres de ataque empezaron a sacrificarse para compensar la salida del único volante de marca natural que tenía en la alineación.

Junior pudo ponerse en ventaja a través de un penalti por una mano en el área que el árbitro, increíblemente, había sancionado afuera. El asistente uno fue quien lo hizo corregir su error, inexplicable porque la jugada se produjo en un tiro libre, cuando la pelota se estrelló en los hombres de la barrera, que estaban claramente ubicados en zona de penal. Infortunadamente para el anfitrión, Narváez trató de acomodar la pelota a la mano izquierda de Jefferson Martínez y hasta ahí llegó el portero para ahogar el grito de gol.

En el segundo tiempo, Junior la pasó mal. Eduardo Lara hizo un par de cambios que le dieron mayor dinámica y manejo a sus dirigidos, que estuvieron a punto de romper el celofán, pero sus remates resultaron desviados o se encontraron con las manos de Viera, de buena actuación.

Los jugadores locales se fueron apagando y frustrando ante la imposibilidad de agarrar el balón y desarrollar el juego acostumbrado.

Mientras que Envigado le apostaba al contrataque y aprovechar el hombre de más. Pero no contó con la definición a su favor y se encontró con un Sebastián Viera que mantuvo en cero su arco.

Con la igualdad, Junior sumó 15 puntos y no pudo alcanzar al líder, Cúcuta. En la siguiente jornada visitará a Once Caldas.

Envigado llegó a 7 unidades, se mantiene por fuera del grupo de los ocho y en la próxima fecha recibirá al América de Cali.

 

Deja un comentario