FÚTBOL: La Superintendencia detectó engaño de Ticket Shop, la FCF debe conseguir nuevo operador de boletaría para el juego contra Paraguay

La Superintendencia detectó que 6 mil boletas del partido Colombia-Brasil nunca se vendieron. La (SIC) puso al descubierto que Ticket Shop, empresa encargada de la venta de  entradas para los partidos de la Selección Colombia en la eliminatoria rumbo a Rusia-2018, armó toda una farsa

Iván Arce, gerente de Ticket Shop, apareció ese día y posteriormente entre los diversos medios de comunicación, que salieron a preguntarse que sucedia realmente explicando la manera como se ‘adquirieron rápidamente’ las boletas a través de la Internet, la verdad es que nunca estuvieron disponibles.

Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio, informó ayer en rueda de prensa en Bogotá que su dependencia formuló pliego de cargos contra Comercializadora de Franquicias S.A., razón social de la compañía responsable de la página web www.ticketshop.com.co, “por engañar a los consumidores colombianos que pretendieron adquirir boletas” el 8 de agosto a través de internet.

Todo el montaje sucede el 4 de agosto cuando Ticket Shop publicó en su portal que solo pondría a la venta 6 mil boletos por vía virtual y no en puntos físicos, como en las ocasiones anteriores. La empresa argumentó que ante el escaso número de entradas disponibles prefería optar por la opción virtual para evitar decepciones después de largas filas e inconvenientes de seguridad.

Ticket Shop había explicado días después del anuncio del 4 de agosto que entre diciembre y febrero se vendieron en combo 30 mil entradas para los juegos Colombia-Bolivia y Colombia-Brasil, y por eso el 8 de agosto solo se ‘ofrecieron’ 6 mil tiquetes.

Sobre el medio día del 8 de agosto muchos  hinchas encontraban la frustración, nadie pudo acceder a la página y adquirir las boletas. La página reportaba error o simplemente no abría. Luego, 42 minutos después, salía un aviso de agotado. En medio de esos informes aparecía Arce,  afirmando que “en 42 minutos se habia agotado la boletería y que solo 1.978 personas pudieron comprar”.

Las quejas fueron evidentes y llegaron a oídos de la SIC,quien no tardo en iniciar la inspección a las oficinas de Tiket Shop en la Capita de la Republica.

La Superintendencia realizó su trabajo, recogió evidencias documentales y digitales, y después le hace el requerimiento a Ticket Shop: una lista con los nombres, el número de identificación, la cantidad de boletas adquiridas, el valor, la hora de inicio y la hora de finalización de la transacción de cada uno de los supuestos compradores.

Pasaron unos días y Ticket Shop le dice a la Superintendencia que “es imposible llenar el requerimiento porque ese día no vendieron ninguna boleta”, según el relato de Robledo. “Dijeron que ellos pensaban que tenían unas boletas y cuando empezó la venta el sistema bloqueó las boletas”.

Como consecuencia de toda la farsa, la SIC formuló pliego de cargos y suspendió cautelarmente a Ticket Shop de toda actividad relacionada con la venta e intermediación de boletería para cualquier espectáculo. Ahora la Federación Colombiana de Fútbol (FCF), que mostró su apoyo público a la investigación, debe conseguir un nuevo operador de boletería para el juego contra Paraguay, el 5 de octubre.

Además de la suspensión provisional, la SIC remitió su investigación a la Fiscalía General para que se adelante la respectiva indagación por el presunto delito de fraude procesal o cualquier otro tipo penal que se haya configurado por el suministro de información falsa.

 

 

 

Deja un comentario